Nunca fue tan fácil agujerear, lijar, cepillar, pulir o cortar diversos materiales. Las herramientas eléctricas modernas facilitan la tarea y se consigue mayor precisión en él acabado.

Taladros, los más conocidos

Con cable o batería, atornillador o percutor, hoy en día existen varios tipos de taladros.

Sin duda, es el básico por excelencia de este tipo de herramientas, sin él no podríamos colgar cortinas, baldas o cuadros.

Un armazón de plástico, generalmente en forma de pistola que incluye en su interior un motor que hace girar una pequeña barra de acero que denominamos broca. Estas brocas son intercambiables y tienen diferentes puntas, cada una de ellas adaptada al tipo de material que queramos agujerear.

Recomendamos optar por un taladro con una potencia que supere los 500W, cabezal con un mínimo de 13 mm de diámetro y que incorpore la opción de percutor. Esta opción es una posición donde no sólo gira la broca, sino que también golpea la superficie, lo que le da mayor fuerza y rapidez de trabajo.

Existen en el mercado otro tipo de taladradoras que aspiran el polvo, ganando en limpieza.

Sierras eléctricas, tipos

La sierra eléctrica sirve para realizar cortes con precisión y exactitud. La potencia es un aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir una sierra eléctrica. A mayor potencia, mayor capacidad de trabajo y menos tiempo de empleo en la realización del mismo.

Existen tres tipos:

La sierra de calar

Es la más común y permite hacer cortes no demasiado extensos en todo tipo de materiales (madera, metal, cerámica, vidrio…) con un resultando eficaz en cortes curvos.

La sierra circular

Es la más indicada para hacer cortes rectos en superficies largas. Corta madera, tableros de fibra o incluso aluminio y plásticos. El tamaño del disco determina la profundidad del corte y el tamaño de los dientes varía según el material y el tipo de corte.

La sierra de sable

Es parecida a una sierra manual y es ideal para realizar las labores relacionadas con el área de la construcción y la carpintería en general. En algunos momentos necesitamos realizar un tipo de corte intermedio que nos ayude a culminar alguna obra con cortes precisos de tubos o algún otro material. Para esos momentos en que el trabajo a realizar requiere de un empuje un poco mayor que el de un serrucho normal son ideales estos serruchos de sable.

sierra de calar

Sierra de calar

sierra de sable

Sierra sable

sierra circular

Sierra circular

Amoladoras eléctricas

Una amoladora o radial, funciona con un disco a altas revoluciones que permite el corte, el desgaste o lijado de diferentes superficies. Si deseas es trabajar sobre grandes superficies o con materiales más duros, necesitarás una amoladora de discos de 230mm, con una potencia de como mínimo 1.900W hasta 2.600W.

La amoladora puede usarse para lijar de varias maneras. Decapar, tronzar, desbastar, desoxidar afilar entre otros. Cada disco que usemos es adecuado para un material: piedra, hormigón, cerámica, superficies barnizadas, metales. No olvides usar unas gafas y unos guantes protectores para evitar accidentes.

Algunos modelos de amoladoras admiten diferentes accesorios

  • Discos: Permiten cortar prácticamente cualquier material.
  • Cepillos: Podrás pulir o limpiar superficies metálicas.
  • Cepillos de metal: Para decapar.
  • Discos de lija: Preparar superficies o realizar pulidos ligeros.
amoladora

Lijadoras y sus variantes

La lija es una herramienta imprescindible. La lijadora eléctrica es una opción muy interesante para pulir sin demasiados esfuerzos.

Tipos de lijadoras

Lijadora Orbital

Realiza un movimiento rápido y circular. Es perfecta para superficies medianas de fácil acceso, pero no es tan útiles si lo que necesitas es lijar superficies en ángulo.

Lijadora de banda

Es muy versátil. Ideal para lijar grandes superficies de madera, plástico o metal.

Ten en cuenta que cuanto mayor sea la potencia de la lijadora, más cosas podrás hacer con ella.

Por otro lado, las lijadoras tipo “Delta” nos permiten alcanzar los rincones más inaccesibles. Es pequeña, práctica y pesa poco. Otras opciones son las lijadoras “excéntricas”, un tipo de movimiento de rotación, son muy útiles para pulir todo tipo de superficies.

Se recomienda usar dos tipos de lija para poder realizar un perfecto acabado, una de grano más gordo y otro más fino, y no prescindir de una mascarilla, aunque la lijadora lleve un aspirador incorporado.

lijadora de banda

Lijadora de banda

lijadora orbital

Lijadora orbital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario